Podrías estar semanas sin comer y días sin beber, pero tan solo unos minutos sin respirar. Conseguir la mejor calidad del aire que respiramos es realmente un punto clave en cualquier momento y situación, pero es especialmente importante en aplicaciones de climatización para Áreas Críticas (aplicación hospitalaria, pharma).

Normalmente se acostumbra a incidir en el filtrado del aire en diferentes etapas y grados. Sin embargo, no sólo es importante asegurar la eliminación de partículas contaminantes y microrganismos, sino también evitar su proliferación y crecimiento.El interior de un equipo de aire acondicionado, es el lugar idóneo y propicio para el crecimiento de colonias de hongos y formación de biofilms que crean el sustrato para dicho crecimiento.

Existen principalmente dos métodos de desinfección: el método químico (que en áreas críticas puede tener contraindicaciones) y el mecánico que obliga a paradas sistemáticas para efectuar al desinfección. Hay otro método físico muy extendido en EEUU Centro y Sudamérica basado en la aplicación de Luz UV en gama C a una frecuencia de 256 (nanómetros).

Especialmente en aplicación hospitalaria la Luz UVc ofrece grandes ventajas comparado con otros métodos germicidas, manteniendo los intercambiadores de calor y bandejas de drenaje completamente limpias, reduciendo costes de mantenimiento, explotación y asegurando la Bioseguridad del equipo.                                                                                                                                               

Actualmente en Catalunya el Instituto Català de la Salut ha reconocido que la población esta sufriendo una epidemia del Virus de la Gripe. La salas de espera de los Centros de Atención Primaria y salas de espera de urgencias de los hospitales, son un espacio propicio para que se produzcan contaminaciones cruzadas entre los pacientes. Dicho riesgo puede reducirse en gran medida instalando equipos RBVAIR equipados con germicidas basados en Luz UVc.

A diferencia de los métodos químicos para la desinfección, la luz UV proporciona una inactivación rápida y eficiente de los microorganismos mediante un proceso físico. Cuando las bacterias, los virus y los protozoos se exponen a las longitudes de onda germicidas de la luz UV, se vuelven incapaces de reproducirse e infectar.

 

Fundamentos de Luz UVc como germicida

Se ha demostrado que la luz UV es eficaz frente a microorganismos patógenos, como los causantes del cólera, la polio, la fiebre tifoidea, la hepatitis y otras enfermedades bacterianas, víricas y parasitarias.

Los microorganismos se desactivan por medio de la luz UVc como resultado del daño a los ácidos nucleicos. El ADN y el ARN celular absorben la energía alta asociada con la energía UVc de longitud de onda corta, principalmente a 256 nanómetros. Esta absorción de energía UVc forma nuevos enlaces entre nucleótidos adyacentes creando dobles enlaces o dímeros. La dimerización de las moléculas adyacentes, especialmente de las timinas, constituye el daño fotoquímico más frecuente. La formación de numerosos dímeros de timina en el ADN de bacterias y virus impide la replicación y la capacidad de infectar.

En el caso de los UVc de RBVAIR instalados en el interior de los equipos de climatización, lo que hacen es radiar las superficies del interior para evitar que los microorganismos (bacterias, virus, hongos, protozoos) se reproduzcan incluso en una ambiente húmedo como el de la batería reduciendo enormemente la posibilidad de contagio al impulsar el aire a la sala.

De esta manera el aire recirculado de las salas al pasar por el equipo de tratamiento de aire aplica los sistemas de filtrado y adicionalmente mediante la de luz UVc en el interior del equipo se destruye cualquier organismo. Se consigue así una atmósfera mucho mas pura sin dejar rastro químico en el aire que pueda tener efectos secundarios para las personas o el medioambiente, reduciendo así la probabilidad de contagio.

Hay algo muy importante que debemos analizar, y es que la mayoría de los microorganismo como bacterias, hongos y virus viajan en partículas de mayor tamaño. Dichas  partículas sobre las que viajan podrían interceptar la emisión de la luz UVc. Por este motivo es importante que la cámara en la que está ubicado el equipo germicida sea altamente reflectante de la luz UVc para conseguir irradiar todo el interior del equipo.

En ocasiones se emplea también este tipo de configuración en los retornos de extracción de aire de salas con condiciones muy estrictas de bioseguridad de nivel de BSL III y mayores

La resistencia al efecto de la radiación dependerá del tipo de microorganismo. No obstante, la dosificación de luz ultravioleta requerida para destruir los microorganismos más comunes (coliformes, pseudomonas, etc.) varía entre 6.000 y 10.000 μWs/cm2. Las normas para la dosificación de luz ultravioleta en diferentes países varían entre 16.000 y 38.000 μWs/cm2.

Como cualquier otro desinfectante, el tiempo de exposición es vital para asegurar un buen desempeño. No es fácil determinar con exactitud el tiempo de contacto (ya que éste depende del tipo de flujo y de las características del equipo), pero el período debería estar relacionado con la dosificación necesaria (recordar la explicación y el concepto del C x T). De cualquier modo, las exposiciones normales son del orden de 10 a 20 segundos.

Debemos tener en cuenta que toda lámpara de emisión de luz UV tiene una vida útil efectiva de aproximadamente 9.000 horas; la misma estará indicada por el fabricante de la lámpara. Es importante llevar registro de las horas de uso de la lámpara para reemplazarla oportunamente y garantizar su efectividad.

 

Ventajas adicionales frente a medios de desinfección químicos (por ej. Cloro)

  • Se trata de un proceso libre de sustancias químicas que no añade nada al agua ni al aire, excepto luz UVc.
  • La luz UVc no requiere transporte, almacenamiento ni manipulación de sustancias químicas tóxicas o corrosivas, lo que representa un beneficio para la seguridad de los operarios de las plantas y la población circundante.
  • El tratamiento por UV no genera subproductos carcinógenos de la desinfección que puedan afectar negativamente a la calidad del agua.
  • La desinfección por UV es muy eficaz en la inactivación de una gran diversidad de microorganismos, incluidos patógenos resistentes al cloro como CryptosporidiumGiardia.